Compartir esta nota

La verificación para autos particulares tiene un costo de 3500 pesos y para camionetas de uso particular de 4500 pesos. El taller Carro´s atiende en horario corrido, en virtud de la fuerte demanda, de 7 a 21. “Tenemos un cúmulo desmedido de vehículos”, advirtió el responsable de la empresa, Tomás Martínez.  La llegada del verano y la posibilidad de escaparse unos días de la rutina, históricamente ha puesto a los conductores ante la necesidad imperiosa de realizar la Revisión Técnica Obligatoria, un trámite que suele volverse tedioso en tiempos en que la demanda crece de manera exponencial como en los primeros días de enero.

Este año no sólo no fue la excepción sino que el problema se volvió aún mayor debido a que muchos propietarios de vehículos, fundamentalmente de autos y camionetas particulares, postergaron la verificación por las restricciones a la circulación que se mantuvieron entre marzo y, fundamentalmente, mediados de septiembre.

El responsable de uno de los talleres que se dedica a realizar la revisión en Resistencia, Tomás Martínez, contó en declaraciones a Radio Provincia que “la pandemia no nos dejó exentos a los vaivenes de todo el año, y esto está repercutiendo en esta época: desde marzo y prácticamente hasta noviembre trabajamos realmente muy poco, incluso con horarios reducidos y esto tiene sus consecuencias ahora, que tenemos un cúmulo de vehículos desmedido en los talleres”, analizó.

Lugar, costos y horarios

La empresa tiene su sede en la Ruta 11, kilómetro 1007, a metros de la rotonda de la ruta 16, y en estos días extendió sus horarios para poder hacer frente a la demanda. Aún así, por el gran volumen de vehículos que concurren se producen algunas demoras.

En la actualidad, se atienden entre 120 y 150 vehículos diarios, entre transporte de cargas como de uso particular.

Desde mediados de noviembre la demanda crece de manera exponencial y desde los primeros días de enero, la concurrencia fue masiva, lo que generó que se atienda de 7 a 21 horas, de corrido. “Hemos tenido días en que nos quedamos hasta las 23 por la cantidad de vehículos que teníamos, así que son jornadas extensas”, expresó.

El trámite se hace por orden de llegada, tras un par de intentos fallidos de utilizar un sistema de turnos.

“Se trata de vehículos que cuentan con la revisión técnica vencida, algunos desde hace meses por haberse vencido durante la pandemia, con lo cual, ahora ante la posibilidad de moverse o salir de la provincia salta a la vista que están en infracción”, apuntó Martínez.

Para autos particulares, el costo es de 3500 pesos; mientras que para las camionetas de uso particular la verificación tiene un costo de 4500 pesos.

Recomendaciones

El responsable del taller instó a los conductores a acercarse a hacer la revisión con lo necesario para poder circular por una ruta  nacional: matafuegos, balizas, cuarta; todos los elementos de seguridad y el vehículo en condiciones. “Es triste hacer toda la fila y no controlar la luz de stop, por ejemplo, y por eso no pasar la prueba”, ejemplificó.

El plazo en que hay estado con la habilitación vencida no genera costos adicionales, pero hay que tener en cuenta que, de tener que acreditar la verificación en un control, será sancionado indefectiblemente.

Además, Martínez recordó que el matafuegos debe recargarse cada año. La fecha tiene que estar impresa y los escollarines que se le colocan van cambiando año a año.

“En general, recorremos las filas y recomendamos a los conductores ir hasta una estación de servicio o una empresa cercana la taller donde actualizan la carga de los matafuegos, así puede llegar a la revisión con este trámite hecho”, indicó Martínez

A la vez, recordó que los vehículos radicados en otras provincias se deben ajustar a la ley Nacional que no permite el polarizado de los cristales como sí habilita el decreto provincial. La verificación tiene validez nacional, sin importar el lugar de radicación del vehículos y la ubicación del taller.