Compartir esta nota

El presidente Alberto Fernández dijo hoy que el país que imaginó en 2003 con Néstor Kirchner “todavía tiene deudas pendientes y no hemos logrado concluirlo porque en el medio hubo cuatro años donde todo se paralizó y se favoreció la desintegración”.

El mandatario insistió en que no cree en la “meritocracia” y sostuvo que “si algunos tenemos mejores condiciones, el mérito no alcanza”.

“Ayer los diarios titulaban ‘Alberto piensa que el mérito no sirve para progresar’. Yo no digo semejante imbecilidad. No creo en la meritocracia.

Si algunos tenemos mejores condiciones, el mérito no alcanza y es allí donde el más tonto de los ricos tiene más posibilidades que el más inteligente

de los pobres y eso no lo podemos permitir”, sostuvo.

Por otra parte, afirmó que “los dólares hacen falta para producir, no para guardar” y planteó la necesidad de que el “dolar deje de ser un mecanismo

de especulación y una variable para que algunos acumulen”.

Fernández hizo estas declaraciones durante la presentación del Plan Nacional de Conectividad “Conectar”, en la sede central de Arsat, en Benavídez,

donde se anunció que el programa contará con una inversión de 37.900 millones de pesos hasta 2023, buscará universalizar el acceso a conexiones

de banda ancha de última generación y prevé la reactivación del Plan Satelital Argentino.

El Plan Conectar

El Plan Conectar, que busca potenciar la universalización del acceso a los servicios TIC y a las conexiones de banda ancha de última generación,

contempla una inversión total de 37.900 millones de pesos repartida entre sus cuatro ejes.

El Sistema Satelital Argentino, que contará con una inversión de 19.950 millones de pesos, buscará reimpulsar la industria nacional del sector.

Prevé el desarrollo, construcción y lanzamiento del Arsat-SG1, con el que se le dará conectividad satelital a 200 mil hogares rurales.

En la Red Federal de Fibra Óptica (Refefo) se invertirán 13.200 millones de pesos para construir e iluminar 4.408 kilómetros de fibra óptica,

de manera de llegar a un total de 38.808 km en 2023.

También prevé actualizar los equipos existentes y así multiplicar por 10 la capacidad de banda ancha. Hacia 2023, unas 490 mil personas se sumarán

a la red y 22 millones de argentinos accederán a la red troncal.

En cuanto a la Televisión Digital Abierta (TDA), se hará un trabajo de recuperación de las 100 estaciones de transmisión, se renovarán equipos de la plataforma

y se trabajará en la mejora de la calidad de imagen. La inversión será de 450 millones de pesos y en total se beneficiará a 10 millones de hogares en todo el país.

Finalmente, se invertirán 4.300 millones de pesos en el Data Center de Arsat, para actualizar equipos de almacenamiento, servidores, redes, backup y software.

Y para implementar políticas de contingencia “con los máximos estándares internacionales”.