Compartir esta nota

Luego de empatar 1-1 en los 90 minutos, el “Decano” se consagró campeón del Torneo Oficial de la Liga Chaqueña de Fútbol, al vencer 6-5 por penales a Fontana en el estadio Centenario.Sarmiento se quedó con el título Oficial 2023 de la Liga Chaqueña de Fútbol al vencer por penales (6-5) a Fontana, tras igualar 1-1 en los 90 minutos reglamentarios. El juego definió al último campeón de la temporada pasada y se disputó anoche en el estadio Centenario. Nueva estrella en el ámbito local para el “Decano”, el más ganador en el terreno local con 35 conquistas.

Daniel Villalba abrió la cuenta para el “Taninero” en el amanecer del primer tiempo, mientras que en el inicio del complemento Renzo Arzamendia marcó la igualdad para el ganador del Apertura.

EL PARTIDO

El cotejo tuvo desde el principio ese condimento picante de toda final, alimentado por el buen marco de ambas parcialidades. Ambos lucharon en las primeras pelotas, y el que logró imponerse fue Fontana, que rápidamente exigió al arquero Gómez tras un remate de Gabriel Aguirre, que terminó en un córner.

De ese tiro de esquina vendría el primer grito de la noche. Ejecución exquisita de Gastón Viana para que Daniel Villalbas imponga en el aire y con un cabezazo deje plantado al “1” de Sarmiento, adelantando al “Taninero” en el marcador.

El golpe inicial obligó a Sarmiento a salir, logrando apoderarse del balón y jugando mucho tiempo en campo rival, pero con poca claridad en los últimos metros. Pocas ocasiones de peligro para un accidentado primer tiempo, en el que los números “10” de ambos equipos tuvieron sendas lesiones que los obligaron a ser reemplazados.

Arzamendia festeja su tanto. Luego marcó el penal decisivo en la definición que le dio el título a Sarmiento. (Foto: Marcelo Cáceres)

El segundo tiempo tuvo a un Sarmiento que arrancó con intenciones claras, presionando y llevando a Fontana hacia su arco. A los 3’ logró el empate: un tiro libre desde izquierda propició una serie de rebotes en el área, siendo Renzo Arzamendia el que en dos ocasiones remató, fallando la primera con la zurda pero marcando en la segunda con derecha, para lograr el empate.

El resto del cotejo fue de un desarrollo más luchado, donde se notaba que nadie quería perder. Sarmiento era el que más intentaba frente a un desdibujado Fontana, que conforme pasaba el tiempo perdía su brillo.

Con un cansancio notorio de ambos conjuntos, se terminaron los 90 reglamentarios y llegó la serie de penales.